la tiranía de los camiones

enero 18, 2008 at 12:27 pm 3 comentarios

Por Dita-F

De nada sirve que me deje llevar por el viaje. Estoy a esta hora y en este colectivo porque tendría que ir a trabajar y no por otra cosa. Come as you are, as you were, as I want you to be… Hace algo más de doce años caminaba por Flores, por Alberdi angosta, de noche, de vuelta, sola, abrí la puerta de mi departamento, encendí la radio y murió Cobain. La chica que vivía conmigo dijo ‘no’, su cara se puso blanca, lloró, se encerró en su cuarto a escuchar Nirvana y no salió durante dos días; por fin salió y se había rapado, o casi. Oh no, not me, I never lost control. Durante un tiempo tuve en la cabeza un ruido de fondo, como un presentimiento sin forma ni objeto; flor en el barro. Ridículo, como si nada pudiera ser como antes, como si el suicidio de Cobain fuese importante para mí. Después casi me olvidé.

Hace cinco minutos que el colectivo está parado. A mitad de cuadra. No avanza. Qué pasa. No se ve. No quiero entrar en la oficina, as a friend, as a friend, as an old enemy, no quiero escuchar su voz, as a trend, mucho menos sus gritos, viejo loco, paranoico y miserable. Soaked in bleach. No.

Que me quiero morir, es eso: me quiero morir; cómo escaparme de una trampa que yo misma armé, ¿cómo se hace? ¿alguien me puede decir? ¿alguien pudo escapar? Miro la gente, se empujan, se tocan, es eso: me quiero morir.
Pero no, no lo puedo decir, no. Take your time, hurry up.
Mejor le digo que estoy enferma, que voy al médico. The choice is yours don’t be late.

Hay algo que traba el tránsito en la esquina. No sé qué me pasa, por qué no puedo llamarlo y decirle cualquier gilada. Tengo la camisa pegada, los pies hinchados del calor. No, I don’t have a gun, no I don’t have a gun, enemy, come as you are… enemy Quiero bajarme del colectivo, la gente huele mal, huele a otro, y empieza a dar lecciones de moral del tipo “hay que hacer el reclamo al gobierno de la ciudad, esto no puede ser, nos tratan como animales, es indignante, no me empuje no ve que no hay lugar, alguien le puede dar el asiento a esa señora que está embarazada”. Prefiero los sanguchitos del Sarmiento que la queja de las viejas de Palermo. Me tiro del colectivo. Llamo a mi jefe:

– Sos vos, estás llegando tarde.
– No voy a ir.
– …
– Después hablamos.
– …
– Mañana. Mañana tampoco voy.
– ¿Renunciás?
– Sí.
– ¿Puedo preguntar por qué?
– Sí, sí, cómo no: porque me paga mal. Por eso.
– ¿Cómo vas a pagar el alquiler? ¿Lo pensaste?
– No es su problema.
– Puedo conseguir una secretaria por trescientos pesos.
– …
– ¿Entonces hoy no venís?
– No.
– …
– Y no voy a gastar más celular.

Fin de la comunicación. Enciendo un cigarrillo. Voy a tener mucho tiempo para pensar, para pensar en mí. En lo que tengo ganas de hacer; me da miedo perder tiempo, ahora que voy a tener mucho. No saber aprovecharlo en cosas útiles. ¿Por dónde empezar? Voy a hacer listas. Porque el tiempo es como la libertad, la zanahoria de un burro. Me siento en un bar y pido un café.
Come dowsed in mud, soaked in bleach
As I want you to be
As a trend, as a friend,

Escribo listas en servilletas de papel. Es bueno escribirlas, me ayudan a ordenar las ideas. As a friend, as a friend, as an old memory. Suena el celular.

– ¿Puedo saber qué pasó?
– Sí. Hubo un choque. Fue un camión que se quedó sin frenos. Se metió en la casa de la esquina, le destrozó el frente. Hubo heridos, dos mujeres que pasaban. (tal vez pueda trabajar en la calle para algún noticiero. Agregarlo a la lista).
– ¿Estás bien?
– Sí, ahora.
– Bien. Pero yo te preguntaba por qué renunciás.
– Paga mal. Harta del maltrato.
– … No me hables con ese tonito. ¿Quién te creés que sos?
– Nadie. Contrate a su secretaria de trescientos pesos.
– Basta. Hoy tenés que hacer trámites. No me podés dejar plantado.
– Hágalos usted. (aplausos)
– Bueno. Te puedo ofrecer cien pesos más.
– No me parece, ya está. Mañana o pasado voy a cobrar lo de este mes.
– ¿En serio me decís?
– Sí.
– No me lo esperaba.

Y no, hay cosas que no se esperan, aunque se las vea venir. Pero como conviene que no vengan, se mira para otro lado. Error. dowsed in mud, soaked in bleach Lo que se sospecha que puede pasar, pasa. As I want you to be. Si hay olor a mierda, la mierda está. Más o menos lejos, uno puede confundir la distancia según sople el viento. Pero está. Perfumar el ambiente, taparse la nariz con un pañuelo, no sirve de nada.

Camino. El tiempo se estira. Una cuadra es una hora. Diez cuadras un año entero. Ahora el mundo desaparece, las estructuras se vuelven difusas, no veo qué me sostiene. Tengo la sensación de no poder prever nada. Nada más el paso siguiente. El próximo cigarrillo. Una llamada de teléfono. La ropa que me pongo. Y nada más. No soy dueña de mí. Puedo insinuar una tendencia, es mejor que trazar un plan preciso y detallado que luego resulta improbable y fracasa (yo fracaso). Una tendencia es mejor. La gente me mira. And I swear No I don’t have a gun, no I don’t have a gun
Existo.

Anuncios

Entry filed under: literatura.

satélites III futuro I

3 comentarios Add your own

  • 1. Lu  |  enero 18, 2008 en 2:35 pm

    Hola Clau,
    acá Lucía del ME. Maldito ME más solitario que nunca.
    Estuve leyendo un poco lo que venís escribiendo, realmente me gusta mucho. También me acordé de vos porque estoy leyendo La Carretera, después te cuento.
    Solo una observación, en la vida real sos mucho más alegre que en las letras!
    Cosas que pasan.
    beso y ya nos veremos por acá

    Responder
  • 2. pasma  |  enero 24, 2008 en 7:35 pm

    Qué bien me vendrían ahora esos 300 pesos. ¿Seguirá disponible el cargo?
    Besos, nena

    Responder
  • 3. tanta agua  |  enero 26, 2008 en 1:42 pm

    JB, te puedo asegurar que ESOS 300 no te vienen bien!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Dita-F

Hoy:

Beatles. Revolver. 1966 You say you've seen seven wonders / and your bird is green / but you can't see me / you can't see me.

Autores

Tito-R y Dita-F consultas y envíos: tantaagua@gmail.com

Entradas recientes

temas

Literatura, cine, actualidad, música, lo que sea

A %d blogueros les gusta esto: